Intrusismo Odontológico

70

Después que una paciente denunciara un delito de intrusismo, el Juzgado de lo Penal nº 22 de Madrid ha condenado a una persona que estando en posesión del título de EGB ejercía de Odontólogo.

El individuo trabajaba como dentista en su clínica de Moratalaz. En concreto, la sentencia da por probado que el condenado realizó a una paciente puentes y empaste en la boca sin estar en posesión del título de Odontólogo o Estomatólogo y por tanto, sin la titulación habilitante ni la colegiación obligatoria.

La pena determinada ha sido de seis meses de multa, habiéndose impuesto también al condenado la responsabilidad civil derivada del delito conforme a la cual debe indemnizar a la paciente denunciante con 2.500 euros, cantidad que ésta había abonado por su tratamiento.

El COEM había solicitado una pena de prisión de dos años, al considerar que el acusado se presentaba en público como odontólogo (hecho ratificado en el acto del Juicio por varios testigos) sin disponer de tal título, pero el juez ha determinado imponer la pena en su grado mínimo, en línea con lo solicitado por el Ministerio Fiscal.

Tras la detención realizada por la Policía y la incoación de las diligencias previas, el ahora condenado ha clausurado la clínica que, a día de hoy, según el colegio, permanece cerrada.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la 1ª Región (COEM), fundado en el año 1930, es una Corporación de Derecho Público con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, que se rige por la Ley de Colegios Profesionales y por sus propios Estatutos. El ámbito territorial del Colegio comprende la Comunidad de Madrid y las provincias de Ávila, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

Los pacientes deben saber que pueden recurrir a cualquier COLEGIO PROFESIONAL para comprobar si su dentista está colegiado.